7 estrategias de Neuromarketing que podemos aplicar a un Programa de Referidos

El Neuromarketing es una de las tendencias que gana terreno este 2022
Las técnicas de esta disciplina se utilizan con frecuencia para medir las respuestas de los clientes y se han aplicado a las estrategias de ventas con éxito.

Muchos son los beneficios conocidos hoy, de aplicar neuromarketing y ligar la ciencia con la mercadotecnia en las empresas, por lo que cada vez más negocios están apostando por esta tendencia.

Pero, ¿puede el neuromarketing hacer más efectiva una estrategia de Marketing de Referidos?

¡Por supuesto!

Explicándolo en detalle, el neuromarketing se basa en medir las reacciones de los usuarios ante un estímulo, comprobando los cambios cerebrales o físicos. Es clave para que las marcas se focalicen en el cliente y en el comportamiento del usuario.

Las estrategias de Marketing de Referidos también se centran en el cliente y en lograr la fidelización de una audiencia, en aras de obtener promotores de marca.

Por tanto, se debe tener a ese usuario y potencial cliente y sus sentimientos y necesidades, como principales objetos de análisis.

Veamos algunas maneras de emplear el neuromarketing en un Programa de Referidos:
  • Observar cómo reaccionan las personas ante un anuncio o un producto antes de lanzarlo

  • Aprender cómo decide una persona comprar un producto y cuál es el principal estímulo.

  • Asegurar que el producto que vamos a lanzar sea interesante para nuestro consumidor

  • Fidelizar a nuestra audiencia

Existen además, varias técnicas del neuromarketing que pueden mejorar los resultados de un programa de Referidos mediante el análisis de las reacciones, necesidades y deseos de los clientes.

Explicamos 7 de ellas a continuación:

  • Eye tracking
Se basa en la observación de los movimientos oculares del candidato para observar hacia dónde dirige la atención un usuario en un anuncio determinado o producto. Prestando atención a las reacciones oculares, sabremos qué prefiere nuestro cliente.

  • Utilizar el “principio de exclusividad”
Incluye ofrecer productos exclusivos para que las personas sientan un interés especial por conseguirlos.
La necesidad humana de estatus hace que los productos exclusivos sean sumamente esperados y agradecidos por los clientes.

Por ejemplo, los productos de “edición especial, limitada o exclusiva” lanzados por algunas marcas, son rápidamente vendidos.

  • Recurrir a la “identidad social”
La identidad social puede referirse a una profesión, una comunidad, un equipo, etc, que adquirimos como personas al formar parte de distintos colectivos.

Segmentar a la audiencia y dirigir los productos a un colectivo de usuarios siempre traerá resultados positivos en las ventas.

  • Jugar con precios y descuentos
Debemos evitar poner precios redondos a nuestros productos, pues se ha demostrado que las personas prefieren acogen mejor un producto de 19.90 que de 20 dólares, aunque la diferencia sea mínima.

Es importante velar por la calidad y por un precio justo para los consumidores y utilizar descuentos llamativos que logren fidelizar al público.
  • Innovar y visibilizar
Es necesario siempre ofrecer algo que destaque y llame a los consumidores. Los estímulos visuales repetitivos son importantes, porque simplifican la información y ayudan a crear atajos mentales para asociar rápidamente la imagen de marca.

  • Recompensar
Ofrecer algún regalo puede ser clave para conseguir promoción y fidelización. Las recompensas y descuentos hacen que los clientes se sientan “premiados” por comprar nuestro producto.

Esta serie de refuerzos positivos sencillos harán que el comportamiento de compra se mantenga.

  • Activar todos los sentidos de los clientes
Para conseguir un ambiente propicio para generar una venta se necesita activar todos los sentidos de nuestros clientes.

Ello lo tienen claros marcas sumamente populares como Starbucks, que crea olores, imágenes y sabores que producen sensaciones positivas e inolvidables en el público objetivo.

Es un elemento sumamente importante cuando se quiere marcar la diferencia de la competencia.

PUBLICADO EL 1 DE ABRIL, DE 2022
POR: CLAUDIA RODRÍGUEZ