¿Cómo emplear Asistentes Virtuales en una estrategia de Marketing Digital?

Los Asistentes Virtuales como canal de interacción entre marcas y usuarios es una de las estrategias de Marketing más consolidadas a nivel global. 
Según las estadísticas, se proyecta que el mercado de asistentes virtuales supere los 44.000millones de dólares en 2027.

¿Qué es un Asistente Virtual?

Cada vez es más frecuente encontrarse con empresas que han contratado los servicios de un asistente virtual, también conocido como asesor virtual. Y es que esta tecnología con base en la Inteligencia Artificial puede aumentar la productividad de las estrategias mediante la facilitación de tareas humanas.

Así, se destinan los recursos humanos a la realización de las tareas más rentables y que aportan mayores beneficios económicos.

Los asistentes virtuales desde una ubicación remota, dan soporte a múltiples clientes al proporcionar servicios administrativos, creativos y técnicos.

Usualmente no son personas físicas, sino robots con inteligencia artificial, preparados para realizar las funciones de manera automatizada ofreciendo el mismo servicio que el personal humano y con la misma calidad. Pueden ser configurados y programados para responder las consultas de los clientes mediante tecnologías como el reconocimiento de voz, procesamiento de lenguaje, aprendizaje profundo, etc.

Los asistentes virtuales implican ahorro de tiempo y dinero para las empresas, pues realizan de manera automatizada todas aquellas funciones que resultan tediosas y poco productivas en un corto período de tiempo, lo que mejora la imagen de la empresa frente a los clientes.

Por ejemplo, pueden facilitar labores:

  • Administrativas.
  • Soporte técnico.
  • Gestión de cita previa.
  • Información en tiempo real.
  • Contabilidad y facturación.
  • Gestión y organización de la agenda (eventos, recordatorios...)
  • Gestión de las redes sociales, proyectos de publicidad y marketing, correos (CRM, Gmail...).
  • Soporte ininterrumpido
  • Asistencia telefónica y online 7x24 horas.
  • Traducciones bilaterales de voz a texto y viceversa.
  • Búsquedas, análisis de datos e informes

Para una empresa, un asistente virtual representa innumerables beneficios. Por ejemplo:


  • Aumenta la rentabilidad y permite a las personas dedicar su tiempo a la realización de tareas que impulsan los ingresos de la empresa.

  • Ahorra en costes de personal al no necesitar a una persona física, ya que el asistente virtual es un robot con inteligencia artificial.

  • Ayuda a las empresas a crecer sin someter al personal al estrés por exceso de trabajo, ya que muchas tareas complejas las puede realizar perfectamente el asistente virtual.

  • Aumenta la productividad, ya que es capaz de realizar todos los procesos desde el principio y con mayor eficiencia.
Optimizar el Marketing Digital con Asistentes Virtuales
Debido a las múltiples funcionalidades que poseen los asistentes, se pueden utilizar para optimizar las estrategias de Marketing en cualquier empresa, sean pymes o grandes empresas, con independencia del sector al que se dediquen.

Se les considera un canal para captar nuevos consumidores, pues logran recolectar información del público sobre sus intereses, gustos, entre otros, para potenciar acciones de ventas certeras.
Estos datos se incorporan a las distintas estrategias de marketing para generar contenidos educativos o anuncios más segmentados.

¿Cómo podemos trazar una buena estrategia de marketing digital empleando asistentes virtuales?

  • Fortaleciendo el SEO
Actualizando la información en los motores de búsqueda y los datos de Google My Business

  • Respondiendo preguntas claves
Optimizar los textos utilizando los recursos que generan las preguntas más frecuentes sobre sus palabras clave, permitirá anticiparnos a las peticiones y necesidades de los clientes.

  • Vinculando datos
Será necesario optimizar los contenidos destinados a la web de manera que los asistentes virtuales los vinculen con las necesidades y preferencias de los usuarios. 

PUBLICADO EL 4 DE AGOSTO, DE 2022
POR: CLAUDIA RODRÍGUEZ