¿Cómo se transforma una estrategia de Marketing empleando Internet de las Cosas?

El internet de las cosas es una de las tecnologías que están cambiando el Marketing Digital

El Internet de las cosas (también llamado “internet of things” o “IoT”) implica la interconexión digital de los objetos de uso cotidiano con internet.

Hoy en día, el concepto se ha popularizado a través de dispositivos como los wearables, pues permite que se conecten a través de diferentes tipos de red y se comuniquen entre sí, mediante procesamiento del lenguaje natural, big data, aprendizaje automático, computación cuántica y otras técnicas de inteligencia artificial.

De esta manera los dispositivos se ajustan, monitorizan y registran los datos las interacciones a través de sistemas digitales. Poseen sensores que les ayudan a recopilar y distribuir información en tiempo real para cumplir los comandos de la persona.

Se les conoce como dispositivos IoT y unen mediante un proceso llamado M2M (machine to machine, o máquina a máquina). Así, realizan determinada labor sin la necesidad de que un humano intervenga, solo con sensores y chips específicos.

Este tipo de objetos conectados que forman parte del Internet de las cosas, ya son habituales en la vida diaria. Nos referimos a los vehículos autónomos, sensores de temperatura o humedad, sensores para el jardín, asistentes personales como Alexa y Siri, entre otros.

Esta red de dispositivos conectados a internet que recopilan y comparten datos para un propósito específico, no solo desarrolla la vida diaria y mejora las experiencias, sino que lleva las campañas y el trabajo empresarial a otros niveles.
Internet de las cosas, impulsando el Marketing y la experiencia de usuario

Estamos seguros de que el Internet de las cosas puede ayudar a mejorar la experiencia de usuario a nivel empresarial.


Los dispositivos con IoT pueden transformar la manera en que se ofrecen productos y servicios a los usuarios, facilitando interacciones entre diferentes dispositivos. Ello permite a las empresas mejorar su eficiencia operativa.


Veamos cómo aplicamos el Internet de las cosas en marketing digital:


  • Experiencias de usuario enriquecidas

Mediante la aplicación del internet de las cosas, podemos analizar los hábitos de los consumidores para personalizar sus dispositivos y mejorar la experiencia de usuario.


El análisis de datos permite crear experiencias de cliente enriquecidas para adaptar nuestras estrategias a las necesidades y preferencias de los usuarios.


  • Personalización e interconexión

El Internet de las cosas les otorga a los usuarios una experiencia interconectada y personalizada, analizando datos y redes sociales para crear asistentes cada vez más adecuados.


Los dispositivos con IoT también puede servir para gestionar el acceso a instalaciones mediante la “huella social” o firma digital de los usuarios.


  • Agilidad en el servicio

Los dispositivos conectados a Internet permiten analizar datos para agilizar el servicio al cliente. Hoy, gracias a la inteligencia artificial, muchas marcas se adelantan a las necesidades de las personas. 


Existen dispositivos que alertan cuando un producto se está agotando y otras recomiendan el tipo de alimentos que debe consumir el usuario.


Estos son solo algunos ejemplos de la factibilidad del Internet de las cosas para responder a las necesidades y requerimientos del cliente, de manera personalizada

  • Más oportunidades para promoción y publicidad
Un objeto con IoT puede permitir a los usuarios publicar comentarios y opiniones en la red social de la marca directamente.

Así, los usuarios se convierten en promotores de la marca sin necesidad de usar otros dispositivos como móviles u ordenadores.

  • Plataformas integradas
Los dispositivos con Internet de las cosas producen una inmensa cantidad de información que pueden emplearse en plataformas de marketing integradas con IoT.

Así, podremos automatizar las estrategias y procesar, analizar y realizar acciones sobre una gran cantidad de datos que se evalúan en tiempo real.

  • Análisis y redireccionamiento de estrategias
El big data generado por el Internet de las cosas permitirá desarrollar los algoritmos de aprendizaje automático, que mejorarán las capacidades de análisis predictivo en marketing y por tanto, impulsarán el servicio al cliente a nuevos niveles.

La gran cantidad y variedad de información que aportan los dispositivos conectados a Internet de las cosas sobre los clientes, permite identificar errores en las campañas y redireccionarlas.

Además, se puede conocer cuáles estrategias tienen más probabilidades de éxito y cuáles son exactamente los factores que impulsan las decisiones de compra.

Todo ello ayudará a aumentar el índice de conversión y optimizar los análisis en tiempo real.
PUBLICADO EL 9 DE JUNIO, DE 2022
POR: CLAUDIA RODRÍGUEZ